7.1.10

Love Happens

Es el nombre de una de las películas que vi hoy, no tengo mucho qué decir sobre ella ya que es una de esas tantas "historias románticas" y pues... yo no ando con humor para eso, de hecho hoy en día me entristecen molestan bastante las escenas cursis y empalagosas.

A pesar de que trato de evitar ver películas de ese tipo (propia salud mental) ésta llamó mi atención, porque en la sinopsis leí lo siguiente:
"Burke Ryan (Aaron Eckhart) es un exitoso autor de libros de autoayuda que enseña cómo enfrentarse al dolor, pero es incapaz de seguir sus propios consejos. [...]"
¿Cuántas veces nos atrevemos a dar un consejo a otra persona siendo que no somos capaces de tomarlo para nosotros mismos?

¿Hipocresía? Eso dicen.

A mi me sucede bastante.
Soy del tipo de persona que si ve desanimada o triste a otra (sinceramente y de corazón) trata de animarla , cuando alguien está metido en un lío busco la manera de ayudarle y hacerle sentir mejor; todo hasta ahí está bien, soy un ser sensible que se conmueve y se preocupa del sentir de los que la rodean (por lo menos de mis más cercanos), pero... casi siempre que hago eso (ayudar a otros) resulta que yo estoy que "me pudro por dentro" y aún así salen mis palabras de aliento.
"¡Ánimo!"

"Haz otras cosas, sal con amigos, o sol@, realiza actividades que te gusten, dedícate un tiempo a tí mism@ y verás como empiezas a sentirte mejor... ;D"

"Pase lo que pase, no dejes de sonreir"

"No te dejes caer, todo pasa..."
Y así puedo dar mil y un ejemplos más.

¿Por qué solemos hacer eso? Digo "solemos" porque sé que no soy la única persona que actúa así.

Ver estar película me ha llevado a preguntarme qué tan hipócrita soy en realidad. o.o

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deje sus cartas bomba van aquí ♥